Marcelo Vieira – Wikipedia, La Enciclopedia Libre

↑ Varias veces se especuló con la unión del Real Madrid y del Club Balonmano Ciudad Real para crear de nuevo la antigua sección madridista, sin embargo nunca llegó a materializarse, y posteriormente los derechos fueron adquiridos brevemente por el Club Atlético de Madrid. La camiseta incluye referencias a su ciudad y su icónico estadio, además, el diseño de la camiseta incluye un sutil gráfico en espiral que está inspirado en la fuente de Cibeles, donde los aficionados blancos celebran los títulos del equipo. En este caso son Sergio Ramos, Cristiano Ronaldo, Iker Casillas, Marcelo y Karim Benzema quienes salen en las primeras imágenes del nuevo diseño de sus equipaciones. Este acabado en el tejido representa una gran novedad en el textil deportivo y está inspirado en la tendencia “college/high school” que arrasa en el mundo de la moda. En el nuevo diseño el cuello de las camisetas es redondo y se apuesta por el efecto doble manga en un tejido diferente. Tras un novedoso diseño de la primera equipación, adidas y el Real Madrid quieren presentar una segunda equipación que respira un inconfundible estilo retro por los cuatro costados.

El escudo va en una ejecución termosellada de alta densidad con distintas texturas, pero siempre manteniendo los colores tradicionales del club. El cuello de esta camiseta también es redondo y el escudo es cromático, en una combinación de colores gris y blanco. La elástica principal, de la marca Adidas, lucirá un cuello con dos botones y contará también con franjas horizontales negras en las mangas y en las medias así como verticales en los pantalones. La segunda camiseta del Real Madrid para la próxima temporada es de un color azul, que se combina con el naranja en el cuello. Adidas y el Real Madrid han presentado la camiseta para la temporada 2021-22, diseñada para reflejar el espíritu y el sentido de unidad del club. Adidas y el Real Madrid ya han presentado la equipación que el equipo blanco utilizará para la temporada 2021-22. La equipación está diseñada para reflejar el espíritu y el sentido de unidad del club con sus aficionados bajo el lema: ‘This is grandeza’. El 2 de octubre de 1985, el equipo blanco exhibió el anagrama olímpico de Barcelona en la camiseta por primera vez en la victoria por 5-0 contra el A. E. K. de Atenas.

El acto de presentación tuvo lugar en la puerta 0 del estado Santiago Bernabéu donde se proyectó un vídeo con Xabi Alonso de anfitrión y un mensaje de Di María: “La próxima vez que nos la vean puesta será en el campo”. Destaca en primer lugar la combinación de colores, azul royal con detalles blancos, un contraste que ya ha utilizado el equipo en sus gestas épicas en los años 30, 40 y 50. Refrescado en esta ocasión con una pincelada naranja, que sirve de vínculo con el primer equipaje. En esta equipación, las bandas son de color verde flúor, color que se repite también en los detalles en el pantalón y las medias. El portero también contará con sus dos equipaciones, la primera de color negro y la segunda de verde. Una mujer del Real Madrid tiene que vestir los colores del club de sus amores, y que mejor que con esta camiseta de color verde.

This collection is my tribute to the city of Madrid. La segunda equipación es mucho más sobria que la de otros años, porque si en otras ocasiones el club blanco apostó por colores muy llamativos como pueden ser el azul, granate o naranja, en esta temporada, el color dominante es el gris plateado, la verdad es que ha sido un gran acierto, por lo menos a mí personalmente me gusta mucho más que otras veces. El Real Madrid dice por fin adiós a ese polémico rosa chillón de su segunda equipación, y los dragones de la camiseta negra que prácticamente ha usado más veces siendo la tercera en liza en la temporada 2014-2015 ( pero no hay que meter los dedos en la llaga, seguro que la próxima temporada remontará). El Real Madrid no es el primero que luce una camiseta rosa. Desde una hora antes, la previa y los onces. El primer partido que jugo el Madrid en Camp Nou con Figo, se armó, tuvo que suspender este partido durante un cuarto de hora para que se calmasen los ánimos de la gente.